Bienvenido/a a la página web de Blanco Modelos Navales 
Google
only search here
  descarga adobe acrobat reader añadir esta página a favoritos english version


Exposición Inmersión al Machichaco
Exposición 'Inmersión al Machichaco'. Haga click en la imagen para acceder.




Los protagonistas de esta web son única y exclusivamente los BARCOS. Mi cometido: mostrar la representación de los mismos.

Pedro Blanco en su taller

Desde hace tres décadas, mi actividad consiste en la realización de las réplicas exactas a escala de los buques que los astilleros nacionales y extranjeros están botando en la actualidad. Se trata de reproducciones de prototipos pertenecientes a modelos actuales como son: gaseros, quimiqueros, remolcadores, oceanográficos, transportes de crudo, dragas, etc.

Comencé muy tarde en esta tarea del modelismo naval, a los 28 años hice mi primera obra, se trataba de un medio casco que pertenecía a un vapor construido en 1912, era el “María Santiuste”. Siempre me han entusiasmado los vapores; para mí, creo que es ésta época del vapor cuando los buques alcanzaron, estéticamente hablando, el zenit de la belleza marítima. Siempre, por muchos trabajos que tenga contratados, tengo intercalados la construcción de una o varias maquetas pertenecientes a buques de vapor.



Blanco Modelos Navales, lámina de agua


José Luís Casado Soto, Director-fundador del Museo Marítimo del Cantábrico, escribe en el prólogo del libro "BARCOS, MODELOS NAVALES CON HISTORIAS":

"La obra de Pedro Blanco se ha confeccionado, como los mejores platos, al fuego lento del cuidadoso cariño de su autor hacia la primera de sus aficiones, aquella que ha sabido convertir con inteligencia en profesión de la que vivir.

Blanco Modelos Navales, maqueta completa

Conocí a Pedro formando parte de los entusiastas modelistas navales que se integraron en la Asociación de Amigos del Museo Marítimo del Cantábrico, cuando esta institución aún no había abierto sus puertas al público. Desde su anterior dedicación a la pintura al oleo, no hacía mucho que había derivado sus intereses hacia la construcción de modelos barcos a escala, para lo que procuraba documentarse con el mayor rigor, leyendo al desaparecido amigo Rafaél González Echegaray acopiando viejas fotografías de buques y, sobre todo removiendo Roma con Santiago, para conseguir planos de astillero de cada barco que pretendía reconstruir.


Ha llovido bastante desde entonces, en estos litorales de soles y brumas, aires negros y vientos transparentes, tiempo en el que Pedro Blanco se ha convertido en un profesional valorado no sólo en España, sino también fuera de sus fronteras. Grandes empresas y entidades le encargan sistemáticamente la realización a escala de los buques con que se siguen poblando los mares.

Hoy, desde la limpia madurez de la profesión que le define, nos regala algo así como la quinta esencia de sus inquietudes, gustos y paciente trabajo, aquello que ha aprendido estudiando y haciendo barcos a tamaño mucho más cercano a nuestros ojos y nuestras manos que los de verdad.

Blanco Modelos Navales, sextante

Pedro siente a los barcos que recrea como los marinos a los barcos en que navegan, no sólo como la máquina compleja que sin duda son, sino como la casa ambulante de la que penden sus vidas. Fenómeno que origina ese intenso vínculo afectivo con sus barcos que tienen los hombres de mar, algo tan real y fuerte que pareciera otorga personalidad viva a los buques. Algo que, desde siempre, se manifestó en los exvotos, modelos, pinturas y fotografías con que los viejos marineros decoraban tanto las paredes de sus casas, como los altares de las ermitas de Santos y Vírgenes a quienes encomendaron sus vidas en momentos de peligro, en el curso de sus singladuras sobre el proceloso mundo de las aguas.

Tres son las formas en que Pedro Blanco nos presenta el producto de su entrañable y minucioso trabajo. En una de ellas los buques aparecen enteros y exentos, maquetas completas, mostrando todos sus volúmenes y perfiles, desde la quilla a la perilla. Otra solución consiste en medios cascos sobre metopa; cómoda propuesta consecuente con lo medido del espacio disponible en casas y oficinas, ya que permite colgar el modelo en la pared, sin que pierda un ápice de sus características, pues es bien sabido que los barcos son simétricos sobre su eje de crujía. En la tercera modalidad, láminas de agua, aparecen los buques navegando sobre el mar, a modo de pequeños dioramas; aquí el autor recurre a su habilidad de pintor para superar el difícil reto de naturalizar la movible superficie de la masa de agua.


Blanco Modelos Navales, medio casco

Si el íntimo afecto de Pedro por los barcos constituye clave fundamental de la solvencia de sus modelos, el añorante amor que profesa a los buques de vapor se pone rotundamente de manifiesto en la elección de la mayor parte de sus modelos.
Obras que constituyen valiosos instrumentos para que la gentes terrestres que conforman la mayoría de la población, se acerquen a las formas peculiares de vida de los colectivos que, durante tantos siglos, se la jugaron sobre las olas, escribiendo las páginas más brillantes de los hombres con la mar...".



Blanco Modelos Navales, medio casco



Esta página web está relacionada con los siguientes términos de búsqueda: modelos navales, modelismo naval, maquetas completas a escala, medios cascos, láminas de agua, buques de apoyo y salvamento, cargueros y portacontenedores, gaseros y quimiqueros, buques hospital, remolcadores, barcos de pesca, patrulleras, yates y vapores.





Número de visitantes:  



 subir Subir   descarga adobe acrobat reader añadir esta página a favoritos english version
  Resolución mínima de 1024 x 768 - Explorer & FireFox & Netscape.  © Copyright  - blancomodelosnavales.com   contacto del webmaster